23
Vie, Jun
0 New Articles

Esperanza y paciencia

Vicente Rocamora Morales
Typography
  • Las pruebas producen esperanza y la tribulación paciencia.

Vicente Rocamora Morales, del Blog: Cristianismo Exiliado  -  Una de las razones por las que me da cierto reparo considerar que el texto del NT es directamente la palabra de Dios, es porque en ocasiones se puede no estar de acuerdo con el texto y claro ¿Quien soy yo para discutirle a Dios?

Es más fácil aunque también produce cierto vértigo, tener que ponerse "tiquismiquis" con un texto  escrito por Pablo de Tarso.

El caso es, que compartiendo unos comentarios con un amigo acerca del libro del capitulo 5 de Romanos, en relación con la Fe, la paciencia y el dolor, coincidimos ambos en que había algo que no terminaba de convencernos.

En este capitulo, entre el versículo 1 al 4, se dice que las pruebas producen esperanza y la tribulación paciencia.

El problema es que solamente soportan con paciencia los problemas, quienes antes de soportar el problema ya son personas con paciencia, si los problemas crearan paciencia ¿No habrían menos suicidios?

Soportar airosamente una prueba o un problema o dolor refuerza el carácter, pero ese carácter ya ha de ser una cualidad de la persona antes de soportar la prueba o las aflicciones.

Lo peor a mi entender, es que esta afirmación que hace Pablo, acerca de que el dolor genera la paciencia y la esperanza, puede justificar la pasividad del creyente ante el dolor ajeno.

Y lleva también a la pregunta de ¿Si Dios es amor y misericordia, por qué soporta el dolor y las injusticias en la humanidad?

Para responder a esto, se apela en ocasiones a los Misterios a los que el ser humano no puede acceder, pues son parte del sentido que Dios proporciona a las cosas, así, Dios permite el mal porque resulta bueno que el ser humano que sufra para que aprenda y evolucione. Pero esta argumentación solo sirve para dar una respuesta obligada a una cuestión que precisa de una respuesta.

Estamos acostumbrados a esta idea del dolor como vía de expiación, que apenas nos damos cuenta de los brutal que resulta, porque si lo que nos redime es la Fe, sería en la perfección de la Fe en donde debiéramos encontrar la paz que el creyente busca y convertir la Fe en el principio de toda justicia, mientras que si justificamos el dolor aceptamos la injusticia como algo no solo aceptable sino deseable.

Considerar que la Fe se perfecciona a través del dolor, tendría más lógica dentro de las creencias orientales relacionados con el Karma y la reencarnación, que justifican el dolor como un modo de expiar culpas de vidas anteriores, pero si es el amor incondicional el centro de la doctrina del nazareno ¿Qué necesidad hay entonces de considerar el dolor como un medio de redención?

 Lo más razonable sería perfeccionar la Fe a través de la perfección del Amor, que tampoco es una tarea fácil.

El sufrimiento es una circunstancia que se produce en el mundo y que afecta a todos sus habitantes y es un producto directo de la acción humana, pero dudo que genere cualidades como esperanza y paciencia, antes al contrario, se requiere mucha paciencia y esperanza para afrontar los problemas.