21
Sáb, Oct
1 New Articles

Cómo no creer en Dios…

Externos
Typography

La tendencia más frecuente en el mundo de hoy es no creer en nada. Los jóvenes son los más propensos a considerarse ‘no creyentes’ Los líderes espirituales deben seguir buscando vías para llevar el mensaje de Dios.

Fuente: El Nuevo HeraldRvdo. Alberto Cutié  -  Una de las canciones populares con un mensaje espiritual profundo es ¿Cómo no creer en Dios?, obra del cantautor puertorriqueño German Wilkins Vélez. Para quienes no han tenido la dicha de escuchar esta balada, se las resumo diciéndoles que el autor simplemente nos invita a abrir nuestros ojos y nuestros corazones para ver la manifestación de Dios en todo lo que nos rodea –o sea simplemente reconocer la mano de Dios en todo lo creado por El y en todas las bendiciones de nuestra vida-

Existen muchos estudios realizados en los últimos años, incluyendo uno publicado por la prestigiosa publicación National Geographic en estos días, que confirman la triste realidad de que la creencia de mayor aumento en el mundo de hoy es el “no creer en nada” – el ateísmo, el agnosticismo y el rechazo general de la creencia religiosa-

Cada vez que veo y leo estudios como este, me doy cuenta que los jóvenes son los más adeptos a subscribirse a una serie de pensamientos e ideologías que los llevan a declararse “no creyentes”. Me da tristeza ver esto, porque en mi caso, fue en la juventud cuando tuve experiencias religiosas positivas e impactantes que me llevaron a tener una mayor convicción religiosa y, eventualmente, esa convicción me llevó a la elección de querer servir a Dios. Fue en esos años de transición y de desarrollo en los que pude apreciar la fe que me trasmitieron mis padres y abuelos y doy gracias a Dios que pude crecer en un ambiente de fe que me ha servido de fundamento para llegar a ser un hombre de fe.

He llegado a la conclusión que aunque existan un sinfín de razones para esta tendencia evidente hacia el ateísmo –y aquí también incluyo todas las demás manifestaciones y términos que se usan para describir cualquier tipo de rechazo directo a la fe en Dios– las personas de fe no debemos desanimarnos. De hecho, creo que esta es una oportunidad que el mismo Dios puede estar poniendo en nuestro camino para que la iglesia –y todas las tradiciones religiosas mundiales– piensen cómo podemos llevar el mensaje de fe a las futuras generaciones. Puede ser la ocasión perfecta para que los líderes espirituales nos cuestionemos un poco y pensemos de qué forma nos acercamos al mundo de hoy con un lenguaje que le llegue a la gente.

Comunicar la fe y llevar un mensaje de esperanza y amor al mundo nunca ha sido fácil. De hecho, si miramos hacia atrás y analizamos la historia del cristianismo en los últimos dos mil años, veremos momentos de luz y oscuridad; incluso muchos que aparentemente conviven simultáneamente. Nuestra esperanza es que Dios es paciente con nosotros y no se dará por vencido con nuestra humanidad, por mucho que esta lo rechace y le dé la espalda. Lo que nos queda a quienes valoramos lo que significa vivir con fe, es seguir buscando métodos nuevos y fórmulas creativas para llevar el mensaje del amor de Dios a un mundo que parece crecer en su indiferencia hacia las cosas de Dios.

El Padre Alberto Cutié es sacerdote episcopal/anglicano en la Diócesis del Sureste de la Florida y rector de la iglesia Saint Benedict en Plantation, www.saintbenedicts.org

 

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/entretenimiento/gente/article76096017.html#storylink=cpy